EN CALI SE COCINA LA PAZ DESDE LOS COMEDORES COMUNITARIOS

En Cali se cocina la paz. El atender diariamente a cerca de 110 mil personas entre los programas de comedores comunitarios Alimentando Sonrisas y el banco de alimentos, refleja el gran aporte que hace hoy la ciudad a través de la Alcaldía de Maurice Armitage y la Arquidiciócesis de Cali, al país.
Así lo expresaron el alcalde de Santiago de Cali, Maurice Armitage, el más social de la ciudad,y el Arzobispo de Cali, Monseñor Darío de Jesús Monsalve, en el marco del homenaje que se le rindió a las 1.300 gestores y gestoras y que hacen parte de los 475 comedores establecidos en la ciudad.
El encuentro que se cumplió en el Centro de Convenciones del Valle del Cauca y al que asistieron más de 1.600 personas entre gestores, gestoras e invitados especiales, sirvió para reconocer el trabajo liderado entre la Alcaldía, la Arquidiócesis y la comunidad.
Para el alcalde Maurice Armitage, quien recibió el agradecimiento y la bendición de todos los asistentes, por el gran trabajo desarrollado en forma conjunta con la Arquidiócesis de Cali en su lucha contra el hambre, su mayor satisfacción es el haber logrado cumplir con su compromiso inicial al momento de aspirar a la alcaldía: eliminar el hambre en Cali.
“Son 57.337 personas las que hoy tienen su alimento, de las 85 mil que había hasta hace poco sin un plato de comida y son 1300 gestoras y gestores que con su trabajo en los comedores comunitarios los están transformando en emprendedores que les garantizará un sustento para ellos y sus familias. Yo en mi juventud vendía papitas fritas y hoy tengo grandes empresas, por eso sé que los comedores son una plataforma para alivianar nuestra pobreza y necesidad de alimento, pero también una gran oportunidad para la prosperidad de nuestros gestores y gestoras”, expresó el mandatario de los caleños.
“Lo primero que me propuse al llegar a este cargo fue acabar con el lobo, que aterrorizaba a los vendedores ambulantes y eliminar el hambre, prefiero ser cuestionado por mi permisividad, pero es preferible que salga un nuevo vendedor a que haya un nuevo ladrón en las calles”, agregó el alcalde Maurice Armitage.
En el marco del encuentro, el alcalde reconoció el trabajo liderado por la Arquidiócesis de Cali dándole las gracias por el compromiso y entrega en esta lucha frontal de garantizar que ningún habitante de la ciudad se acueste con el estómago vacío, al tiempo que se unió al clamor que hizo las gestoras y gestores comunitarios al alcalde entrante Jorge Iván Ospina de continuar con el programa, fortalecerlo y pasar de 60 mil a 100 mil los beneficiarios de los comedores comunitarios durante su administración.

«Alcalde nosotras seremos las primeras en reclamarle en caso de no continuar con el programa» dijeron las gestoras y gestores A su turno, la Secretaria de Bienestar Social, Carolina Campo Ángel, expresó su reconocimiento por el compromiso de las gestoras y gestores comunitarios quienes con el aporte de su trabajo diario hacen posible el cumplimiento del programa.
“Esas 120 personas que atiende en promedio cada una de las gestoras y gestores desde sus casas con un plato caliente de comida, ha sido posible gracias a compromiso y entrega de nuestro alcalde Maurice Armitage quien fortaleció el programa Alimentando Sonrisas, al compromiso de la Arquidiócesis y a nuestro amor por nuestra ciudad y nuestro prójimo”, manifestó la funcionaria.
Por su parte, el director de la Pastoral Social, Comisión, Justicia, Vida y Paz, Padre Fray Francisco Nel Leudo, entidad operadora del programa Comedores Comunitarios, Alimentando Sonrisas indicó que “con la Gala de la Fraternidad, lo que hicimos fue reconocer el aporte de los gestores y gestoras quienes con su trabajo e infraestructura puesta para el funcionamiento de los comedores aportan por cada comedor al mes, alrededor de 7.000.000 y entre los 475 comedores la cifra supera los $3.300 millones”.
“El programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional, Alimentando Sonrisas ha contado con aportes comunes, Alcaldía, Iglesia y comunidad. En el año 2019 fue superior a los 19.000 millones de pesos y en el período 2016 – 2019 la cifra superó los 47 mil millones, nunca antes visto en nuestro país”, concluyó la secretaria de Bienestar Social, Carolina Campo Ángel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *