NOS LA JUGAMOS POR LA PAZ

En el Distrito de Aguablanca se levanta un asentamiento hecho para familias que llegaron desplazadas por la violencia, en su gran mayoría, en medio de una infraestructura social frágil, en donde existen fronteras invisibles  y un alto grado de violencia e inseguridad.

Potrero Grande es un barrio que a pesar de todas las problemáticas que vive, quiere cambiar su realidad y por eso creó el Torneo de fútbol “Nos la jugamos por la paz en potrero Grande” Es una iniciativa de un grupo de líderes deportivos y comunitarios de este sector del oriente de la capital vallecaucana,  con el  objetivo de desarrollar y fortalecer los procesos de base social que le apuestan a la construcción de paz urbana, los cuales se enmarcan dentro de los objetivos de la Pastoral Social de Cali, la cual apoya esta iniciativa, junto con otras organizaciones como Corpoviviendo, quienes creen en esta propuesta que beneficia a niños, niñas y adolescentes con edades entre los 7 y los 16 años, quienes ven en el deporte y la recreación, una alternativa diferente en la solución de conflictos, construcción de paz y prevención de riesgo social.

La inauguración contó con la presencia del presbiterio Fray Francisco Leudo, director de la Pastoral Social y del padre José González, director de la Vicaría de Paz y Reconciliación, como representantes de la Iglesia Católica, la cual trabaja arduamente por el bienestar de todos los habitantes de Santiago de Cali. En medio de las calles de Potrero Grande, se hizo un desfile encabezado por la banda marcial del Ejército de Colombia y luego en medio de unos de los grandes parques que tiene este sector se instaló una tarima en donde la comunidad disfrutó de actos artísticos en donde la convivencia, el respeto y la tolerancia se destacó.

Esperamos que este torneo sea todo un éxito y Potrero Grande deje de ser estigmatizado y se convierta en un territorio de Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *