EL AGUA, UNA PRIORIDAD EN LA DIACONÍA RURAL Y DE LA TIERRA

Colombia es uno de los países con mayor cantidad de recursos  hídricos del mundo, estando siempre entre el top 10 de los que cuentan con este gran recurso natural, que lastimosamente aquí es despreciado y no se le da el valor que en verdad tiene. Muchos de  nuestros ríos, lagos, lagunas y humedales son contaminados o peor aún, son desaparecidos por intereses económicos o por no cuidarlos. En nuestra región existen comunidades que claman por tener agua, poder contar cada día con este preciado líquido.

La Pastoral Social de Cali, a través de su Diaconía Rural y de la Tierra, ha adelantado acciones  en los Municipios de Dagua y La Cumbre, en donde en algunos corregimientos y Veredas no cuentan con recursos hídricos naturales y tampoco con un acueducto que les suministre este líquido vital. Partiendo de esta problemática, se realizó el pasado jueves 29 de agosto, una reunión en donde se miró casos como el del Corregimiento La María y el sector de Las Granjas, donde sus habitantes no soportan más vivir sin agua constante. Esta reunión celebrada en la Curia Arquidiocesana de Cali,  participó el director de la Pastoral  Social, el presbítero Fray Francisco Leudo, personal de la diaconía Rural y de la Tierra, representantes de APROGRAM (Asociación de Campesinos Productores de La Granja), Ecopetrol, el Programa Mundial de Alimentos(PMA),  Alcaldías de La Cumbre y Dagua, entre otros representantes.

Con la ayuda de un geógrafo invitado se pudo analizar  varias de las causas que han ocasionado que en estas poblaciones no haya fuentes hídricas y se planteó la posibilidad de realizar un acueducto.

Esta jornada contó con la presencia del padre Alouis Taman que trabaja fuertemente por la comunidad de Dagua y con el padre Dagoberto Cárdenas, Vicario para el Desarrollo Integral de la Arquidiócesis de Cali, lo cual muestra el compromiso de la Iglesia Católica con el bienestar de todas las personas que está bajo su jurisdicción.

Este espacio de discusión va ir a la realización de acciones, para lo cual se nombrará un equipo de trabajo para ello y así emprender  proyectos que le ayuden a la comunidad a tener una mejor calidad de vida, contando con agua potable para su consumo.

Con la ayuda del PMA, la Pastoral Social de Cali había instalado un sistema de atrapanieblas en el corregimiento de La María, pero ahora no se buscara soluciones temporales sino definitivas, que esperamos se puedan concretizar pronto, con la ayuda de Dios, nuestro señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *