POR NUESTROS HERMANOS ENFERMOS

En el marco de la Semana Arquidiocesana, se hizo una jornada especial en 11 hospitales y clínicas de Santiago de Cali, este viernes 21 de junio, siendo el hospital Mario Correa Rengifo el que le correspondió a la Pastoral Social, siendo privilegiados de poder tender una mano a una institución, que al igual que nosotros, tiende la mano a los más necesitados, por ello, quisimos que fuese algo especial, lo cual con el apoyo de las trabajadoras sociales de este lugar y sus directivas, pudimos hacer una ceremonia eucarística muy emotiva, en la cual participaron pacientes, familiares y amigos de ellos, personal del hospital y algunos de los colaboradores que tenemos en nuestros diferentes programas y proyectos.

Todo el personal de la Pastoral Social, aunque no pudo estar presente, se manifestaron recaudando dinero y así poderle hacer entrega a este centro médico de varias pacas de pañales para adultos, elementos que con anterioridad la misma institución había manifestado esta necesidad.

El Hospital Mario Correa Rengifo atiende a adultos mayores que en muchos casos son dejados abandonados por sus familiares y en otros casos no tienen dinero para poder comprar los elementos de aseo que requieren, es por ello que diariamente este dispensario requiere alrededor de 50 pañales para esta población, por este motivo, se les entregó este donativo y 12 kits de aseo.

Durante la ceremonia se entregó una imagen de la Virgen de Nuestra Señora de los Remedios de Cali, la cual es la patrona de la Arquidiócesis y que a lo largo de su historia se ha caracterizado por curar a muchas personas desde que fue puesta, la figura original, en la iglesia La Merced, y que antes lo hacía con los indígenas que veneraban esta figura como “Reina de la Montaña”. Con este cuadro se espera que con la fe de cada uno de los pacientes se vayan sus enfermedades y puedan sanar alma y cuerpo.

Teniendo en cuenta que hubo quienes por su estado de salud no pudieron estar en la ceremonia, el padre director de la Pastoral Social Fray Francisco Leudo, el padre Fray Julián Arias, el diacono Julio Cesar Meneses y la Hermana Viana, recorrieron los diferentes pabellones, visitando cada habitación para darles la comunión y los santos oleos en quienes lo requerían.

Esta jornada estuvo envueltas de toda clase de emociones tanto para pacientes como para el personal del hospital y los colaboradores de la Pastoral Social, que demostraron la calidad de personas que son y que el drama que viven otras personas no les he indiferente.

Esperamos poder continuar dando apoyo a esta institución por medio de alguna de nuestras Diaconías, para que se pueda poner un grano de arena que permita que la situación de los pacientes que atiende este hospital sea mejor.

Felicitamos al personal y directivas del Mario Correa Rengifo porque es de aplaudir esta labor titánica que hacen, muchas veces con las uñas, cumpliendo fielmente el juramento hipocrático brindándole, en su mayor medida,  a sus pacientes salud y bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *